Para la nueva colección Da Vinci, IWC reinterpreta el icónico diseño redondo de esta familia de relojes de los años 1980 con un estilo más contemporáneo. De este modo, la manufactura suiza ha creado algunos de los relojes para señora más hermosos de su historia.

 

Por supuesto, el Da Vinci no es tan fácil de describir como un Reloj de Aviador o un Aquatimer. Pero en eso precisamente consiste el encanto único de esta familia de relojes que desafía todas las convenciones desde hace casi 50 años. Christian Knoop, director creativo de IWC Schaffhausen, lo explica de la siguiente manera: “El Da Vinci no solo nos permitió experimentar con innovaciones técnicas, como el calendario perpetuo, sino también explorar con frecuencia un diseño de vanguardia”.

No es una coincidencia que este reloj lleve el nombre del científico y artista más importante del Renacimiento. ¿Qué es la belleza? ¿Existe un lazo entre la ciencia y la estética? A lo largo de su vida, Leonardo da Vinci se esforzó por definir el principio universal de la belleza a través de los números o las formas geométricas. La historia del Da Vinci refleja este esfuerzo infatigable: “Siempre se ha adaptado al espíritu de su época, logrando mantenerse novedoso y moderno”, explica Knoop.